Meter mi Auto a UBER cambio mi vida

Despues de que  me liquidaran de mi Empresa decidí invertir en un negocio rentable.

A Maricarmen Moreno, una mujer de 28 años la liquidaron de su trabajo en logística de  en una compañía de bienes raíces, después manejó un taxi de sitio que le exigía una cuota diaria de 280 pesos y apenas hace siete meses lo dejó para intentar adaptarse en Uber, asegura que ni la edad, ni el sexo o el desconocimiento de medios digitales han sido impedimento.

“Tenía mucho miedo porque no tenía idea de cómo usar el IPhone o la tecnología para usar la aplicación” relata Moreno quien en enero pasado estrenó un Versa rojo, pues asegura que sus ingresos han mejorado entre un 60 y 80% en los últimos meses.

Maricarmen, quien gusta de conducir , trabaja casi todos los días de seis de la mañana a doce del día y de cuatro de la tarde a nueve de la noche, aunque si es fin de semana puede terminar a las cuatro de la mañana. “A mí me encanta… yo digo que quien se sube a Uber ya no se quiere bajar”.

No hay comentarios

Agregar comentario